28Mar
By: UsrVega15 Encendido: marzo 28, 2019 In: Blog Comments: 0

¿Sabías que tu salud bucodental no solo se ve afectada por factores externos como azúcar y mal cepillado? Además de esto, existe una evidencia científica que demuestra la existencia de diversos factores predisponentes para el desarrollo de diversas patologías bucales.

En otras palabras, el mantener una higiene constante no es suficiente para mantener una boca y dientes sanos. Se necesita mucho más que eso para conseguir una salud bucodental idónea, y sobre eso vamos a hablarte desde Clínica Los Silos.

Cepillarse los dientes es importante pero no suficiente

El cuidado de nuestra salud bucodental involucra una serie de factores o hábitos que van mucho más allá del cepillado común que todos conocemos y al que estamos acostumbrados.

Es importante considerar ciertos aspectos relevantes para nuestra salud que determinarán el bienestar de nuestros dientes. Y por ello que te presentamos una serie de consejos que garantizarán que tus dientes permanezcan sanos en tu boca, perfectos y saludables.

Algunos de estos consejos para favorecer tu salud bucodental son evidentes y puede que ya los estés aplicando. No obstante, seguro que descubres nuevos tips para conseguir unos dientes sanos y boca saludable.

Contar una rutina diaria de higiene bucal

Comenzamos con lo evidente, con lo que debería ser una norma diaria para ti y tu salud bucodental. El cepillado diario y uso del hilo dental y enjuague bucal.

La higiene bucodental requiere una serie de elementos que deben estar presentes durante cada sesión de cepillado, como lo son: el hilo dental, enjuague bucal, crema y cepillo de dientes.

Todos estos elementos constituyen el primer frente de ataque y defensa de tus dientes, que te ayudará a disminuir la cantidad placa y cálculo presente en ellos, así como la desagradable halitosis o mal aliento.

Visitar periódicamente al odontólogo

El profesional responsable y capacitado para indicarte lo que debes hacer para mejorar tu salud bucal es el odontólogo. Su criterio y apreciación son determinante para que nuestros dientes estén sanos.

En la boca pueden formarse alteraciones y lesiones que podrían comprometer no solo la estética del paciente, sino su salud general. La consulta cada seis meses o, en su defecto de forma anual, puede marcar la diferencia entre un resultado positivo y otro negativo.

Siempre será mejor hacer tratamientos preventivo. Tanto para tu salud como para tu economía.

Realizar autoexamen bucal

El autoexamen es lo que nos permitirá detectar alteraciones de manera casi inmediata en nuestra boca.

Una revisión periódica sobre los tejidos blandos (carrillos, lengua, piso de boca, paladar, labios, ganglios en cabeza y cuello, músculos faciales, etc.), permiten verificar cambios de tamaño, color, textura y consistencia, que podrían sugerir la presencia de cierta patologías bucodentales, así como la exploración de tejidos duros, como los dientes.

Este autoexamen se hace con el objetivo de detectar a tiempo cambios o alteraciones que pueden ser tratadas de manera oportuna, evitando complicaciones y alteraciones severas.

Tener hábitos saludables

Algunas patologías bucales están asociadas al consumo de sustancias que suponen un riesgo para la salud.

Por ejemplo, el consumo excesivo de alcohol produce cambios en las células del epitelio; y algunos componentes del tabaco como el  alquitrán y la nicotina causan lesiones del tipo cancerígenas en la boca. Del mismo modo, el café, los refrescos y los palillos, entre otros, también pueden afectar a tu salud bucodental.

Evitar el uso de piercing bucales

Esta moda es capaz de generar cambios en el epitelio y traumatismos constantes que pueden complicar la salud bucodental. Y es que los piercings pueden comprometer considerablemente la salud bucal.

Este tipo de amenaza no solo es durante el proceso de colocación del piercing, sino que se extiende mientras permanezca en tu boca.

No usar de forma inadecuada los blanqueadores dentales

Generalmente, este tipo de productos incluyen como componente principal el peróxido de hidrógeno (H2O2), que actúa junto al resto de los compuestos como agente blanqueador, convirtiendo la mezcla en un elemento abrasivo.

El uso incorrecto de blanqueadores puede producir daños en el esmalte dental y, a su vez, sensibilidad y dolor en los dientes.

Evitar las exodoncias como  primera solución ante un problema

Sin un previo diagnóstico, basado en pruebas radiográficas y el criterio del especialista que justifique la acción, la exodoncia o extracción dentaria, no debe considerarse como la primera o única solución a un tratamiento dental.

Las  pérdidas dentales se deben sustituir lo antes posible

La razón es por el movimiento que tienden a tener los dientes tras realizar una exodoncia. Al encontrar un espacio disponible los dientes empezarán a moverse alterando la oclusión y  su posición original,  afectando el hueso  y la estética del paciente.

Control sobre los problemas estomacales

Algunas personas ignoran las consecuencias directas e indirectas que tienen las gastritis y el reflujo sobre nuestra salud bucodental. Los ácidos gastrico alteran el esmalte , desgastando el diente hasta situaciones extremas que pueden llegar incluso a la pulpa dental.

Valora las consecuencias de tratamientos estéticos invasivos

El mejor ejemplo de ello son las carillas dentales, que consiste en un tratamiento agresivo e invasivo. Su acción se basa en el desgaste parcial de los dientes que permita la cementación de la carilla sobre él.

Otros tips para garantizar tu salud bucodental

Existen otros elementos a considerar para tener una perfecta salud bucodental, aspectos que son relevante y que harán que nuestra sonrisa permanezca intacta en nosotros sin cambios considerables. Entre ellos:

  • Utilizar siempre retenedores/férulas posterior a tratamientos de ortodoncia.
  • Evita tratamientos de ortodoncia prolongados.
  • Infórmate de las complicaciones del uso de fijadores de calcio en pacientes con osteoporosis, debido al riesgo de necrosis de los huesos del maxilar.
  • Evita hábitos nocivos que promueven la formación de lesiones patológicas, como por ejemplo: morderse los carillos, apretar los dientes, etc.
  • Evite el consumo de chicles, o masticarlos durante períodos prolongados.
  • Corregir hábitos parafuncionales como succionar el labio, o los dedos.

Ahora ya conoces una serie de trucos para garantizar tu salud bucodental. Si tienes dudas o sientes alguna molestia, no dudes en visitarnos. El Clínica Los Silos contamos con los mejores profesionales. ¡Contáctanos!

Trackback URL: http://www.clinicalossilos.com/consejos-perfecta-salud-bucodental/trackback/