27Abr
Cómo cepillarse los dientes correctamente

Cepillarse los dientes correctamente es fundamental, no solo para mantener una correcta limpieza de nuestros dientes, sino también para mantener una correcta higiene en la zona de la boca.

Cuando hablamos de realizar un correcto cepillado de los dientes se hace referencia a la salud bucodental, porque es precisamente clave para ello (mantener una salud e higiene adecuada en los dientes), pero también en toda la zona de la boca.

Tenemos que tener en cuenta que los dientes juegan un papel fundamental a la hora de procesar los alimentos que ingerimos, y por lo tanto, tienden a acumular restos de estos alimentos.

Es clave que limpiemos adecuadamente los restos de comida ya que, si no lo hacemos, podrían quedarse residuos almacenados que irán haciendo mella en la salud de los dientes y de la boca en general.

Además, es muy recomendable acudir a un dentista al menos una vez al año para que nos realice una limpieza que dejará toda nuestra boca como nueva. No obstante lo ideal sería acudir al menos dos veces; siempre y cuando no apareciera ningún contratiempo.

Desde Clínica Dental Los Silos te contamos algunos consejos a tener en cuenta para cepillarnos nuestros dientes correctamente.

¿Cómo cepillarnos los dientes con cepillo de forma adecuada?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que existen diferentes tipos de cepillos para adaptarse a las características de nuestra boca y dentadura.

Por ejemplo, si tenemos una dentadura muy sensible, es conveniente utilizar un cepillo de dureza suave o blanda; aunque lo más habitual para la mayoría de bocas es usar un cepillo de dureza media, suficiente para una buena limpieza sin dañar encías o esmalte.

A la hora de cepillarnos los dientes con nuestro cepillo tenemos que tratar de dedicar entre uno y tres minutos a la tarea. Hay personas que dedican muy poco tiempo y, por lo tanto, terminan con los dientes mal cepillados. Pero también ocurre el caso contrario: personas que se exceden y terminan con molestias en la boca. Es importante no quedarse cortos ni abusar del cepillado.

Al comenzar con el cepillado, tenemos que pensar en nuestros dientes de forma individual. Tendremos por un lado la zona superior y la inferior, también tendremos la zona frontal y los laterales y, por último, la cara visible y la cara oculta. De esta forma, si pensamos en estas partes mientras nos estamos cepillando, no nos dejaremos nada y trataremos toda nuestra boca como se merece.

Debemos tratar hacer siempre movimientos circulares, con especial atención al final de la encía y el inicio del diente, donde se acumula el sarro. De esta forma evitaremos también que la suciedad quede retenida entre los dientes con los movimientos verticales.

Cepillos interdentales, un complemento necesario

Los cepillos interdentales son uno de los complementos que más popularidad ha ganado en los últimos tiempos. Se trata de unos cepillos que por su formato y características, permiten que hagamos una limpieza de esos puntos a los que normalmente no podemos acceder con un cepillo dental normal.

Tenemos que tener en cuenta que nuestra boca está llena de rincones a los que nos va a resultar muy difícil acceder con un cepillo tradicional, donde se almacena la suciedad y restos de comida. Por eso es importante utilizar un cepillo interdental que nos ayude a llegar a todas esas zonas que se quedan entre los dientes, eliminar los restos y combatir la aparición de placa (muy recomendable para facilitar la periodoncia posterior).

Existen diferentes modelos de cepillos interdentales, pero todos con la misma función: facilitar la limpieza perfecta de nuestros dientes.

Si no sabes cuál es el más adecuado para ti, en nuestra clínica podremos asesorarte para escoger el ideal para tu dentadura. Pide cita y ven a vernos en cualquier momento.

Cómo usar el hilo dental

El hilo dental, o hilo bucal, es otro de los complementos indispensables que necesitamos si queremos hacer un buen trabajo a la hora de limpiarnos los dientes.

Se trata de un hilo hecho de una seda de alta resistencia especial para repasar las caras de los dientes que están pegadas unas a las otras. En esta zona se suelen quedar restos de comida, sobre todo cuando comemos alimentos de alto contenido en fibras. Al ser un espacio estrecho y pequeño, se quedan almacenadas sin que las podamos quitar con un cepillado normal.

Con un hilo de unos 20 centímetros, enrollando los extremos en los dedos índices de ambas manos, tendremos suficiente para tensarlo y pasarlo entre los dientes realizando movimientos de vaivén suaves para extraer la suciedad, procurando no dañar la encía.

Contar con un buen hilo dental que sea resistente y que nos ayude a repasar todas estas zonas conseguirá que podamos realizar un buen trabajo de limpieza de nuestros dientes. Así podremos librarnos de una vez por todas de todos esos restos de comida, tan incómodos y perjudiciales para la salud e higiene de nuestra boca.

Ahora que ya sabes cómo cepillarte los dientes correctamente no hay excusas para tenerlos bien cuidados. Pon en práctica estos consejos y disfruta de una sonrisa perfecta.