15May
Cómo evitar el bruxismo

El bruxismo es lo que conocemos popularmente como “rechinar de dientes”. Las personas con bruxismo aprietan los dientes inferiores con los superiores con fuerza y los mueven de adelante a atrás o viceversa, de manera inconsciente e impulsiva, y generalmente durante la noche.

Aunque las causas del bruxismo suelen ser psicológicas (nervios, situaciones de estrés y ansiedad), una presión mandibular continua puede provocar desgaste de las piezas dentales y otros problemas bucales, de ahí que sus repercusiones deban ser tratadas por un odontólogo.

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es una ‘parafunción mandibular’. Bajo este concepto se entienden las actividades del sistema de masticación que no tienen la función específica de triturar los alimentos. Puesto que la presión que se hace al “rechinar los dientes” no es natural y se prolonga en el tiempo (algunas personas pueden llegar rechinar los dientes durante más de 45 minutos), tanto el periodonto como la sustancia dura de los dientes puede resultar dañada.

Los nervios puntuales y el estrés son los principales desencadenantes del bruxismo. Otros factores relacionados con su aparición son problemas ortopédicos (una prótesis dental, una corona, un implante e incluso un empaste mal asentado), un mal funcionamiento en la articulación mandibular, el tipo de alimentación o una mala postura mientras dormimos.

Las consecuencias del bruxismo afectan a la salud general. La musculatura, los tejidos y las estructuras del sistema de masticación están hiperactivas y se tensan excesivamente provocando  dolor de cabeza, cuello, cara, mandíbulas y oído, enfermedades en las encías, sensibilidad dental e insomnio.

Cómo tratar el bruxismo

El primer paso para prevenir y evitar esta dolencia es saber qué es el bruxismo, cuáles son sus consecuencias y cómo corregirlo.

El bruxismo afecta a un porcentaje alto de la población (hasta un 20%), pero apenas un 10% es diagnosticada. En todo caso, la aparición de síntomas como desgaste de dientes y dolor en articulaciones maxilares, cara, sienes y oídos, sobre todo al levantarnos de la cama, puede ponerte alerta para buscar soluciones sobre cómo tratar el bruxismo.

Cuando está originado por el estrés, las técnicas de relajación y la reducción de la ansiedad son eficaces.

Respecto a cómo tratar el bruxismo en el día a día, existen varias alternativas. La más habitual son los férulas de descarga tipo michigan. Estas férulas sintéticas, confeccionadas por el dentista, pueden usarse tanto de día como de noche para proteger dientes y articulaciones. Las férulas dentales normales, como las férulas de retención de ortodoncia, previenen la aparición de daños dentales pero no sirven para eliminar el bruxismo así que, cuando dejan de usarse, las molestias vuelven a aparecer.

Como la solución definitiva puede alargarse en el tiempo son muchos los pacientes que acercan a nuestra clínica y nos preguntan cómo aliviar el bruxismo. Nuestros consejos como profesionales son:

  • Realiza ejercicios de relajación para reducir el estrés.
  • Aplica hielo o paños calientes en las zonas donde experimentes dolor.
  • Realiza masajes suaves en las zonas dañadas por la presión (mandíbulas, cuello, cara, etc.)
  • Bebe mucha agua y evita comer alimentos duros o dulces.
  • Intenta tener un sueño de calidad.
  • Utiliza férula de descarga todas las noches de manera habitual.

Cómo eliminar el bruxismo en niños

Alrededor del 80% de los niños de entre 4 y 6 años sufren bruxismo. Normalmente su origen es fisiológico, ya que en esta edad se producen cambios importantes en la musculatura y los huesos faciales. En estos casos el bruxismo y sus síntomas desaparecen de forma espontánea cuando salen los segundos molares y los incisivos permanentes. Otras veces, y como ocurre con los adultos, el origen del bruxismo infantil es psicológico y está relacionado con el estrés.

El bruxismo en los niños se asocia con dolores y problemas bucales y debe tratarlo un especialista. La revisión con el odontólogo es fundamental para descartar problemas oclusivos que requieran ortodoncia.

Para tratar el bruxismo infantil existen férulas de descarga que, colocadas en la arcada superior, evitan que los dientes entren en contacto y generan una dispersión de fuerzas que relaja la musculatura.

Otros consejos para eliminar el bruxismo en niños son quitarles la costumbre de morder objetos . Es importante que los niños lleguen relajados a la cama para que su actividad física y mental esté lo más reducidas posible y se duerman antes.

Esperamos que este artículo sobre qué es el bruxismo y sobre sus causas, consecuencias y tratamientos te resulte interesante. Si tienes dudas y buscas profesionales que te asesoren, contacta con nosotros. En Clínica Los Silos llevamos más de una década ofreciéndote servicios de odontología. ¡Pide tu cita!